Retención de impuesto covid en contribuyentes del regimen simple de tributaciòn. Concepto DIAN 467 de 2021

Solo 28.110 pensionados reciben más de $7 millones de mesada cada mes, así que estos serían los que empiecen a pagar renta

Los problemas de cobertura del sistema pensional no son nuevos. En Colombia, hay muy pocos adultos mayores que reciben una mesada y los montos son muy desiguales. Según varios análisis, el Gobierno destina cerca de 30% de todo el recaudo tributario para el pago de estas pensiones, en especial, las que reciben las personas de ingresos más altos y este es uno los puntos que quiere cambiar la próxima tributaria.

La idea es cambiar la realidad del sistema, en el que solo dos de cada 10 trabajadores que llegan a la edad de pensión obtienen una mesada y del total de jubilados, únicamente 28.110 reciben más de $7 millones al mes; estos son los que tendrían que empezar a pagar con la reforma tributaria. Al resto, en su gran mayoría, le llega entre uno y dos salarios mínimos, y no se les tocaría este dinero.

Según el Ministerio de Hacienda es esa pequeña proporción de pensionados la que se beneficia de las exenciones y generan un desequilibrio en términos de equidad horizontal. Esto porque la carga tributaria de dos individuos con ingresos similares, por ejemplo, de un retirado y de un asalariado, es significativamente diferente.

En la actualidad, los ingresos por pensión de jubilación, invalidez, vejez, sobrevivientes y riesgos profesionales están exentos hasta 1.000 UVT mensuales. Esto implica que las mesadas inferiores a $38,9 millones al mes ($506 millones anuales) tienen una tarifa efectiva de tributación de 0%.

La idea del proyecto de ley es entonces modificar ese umbral de contribución a 1.600 UVT anuales, lo que equivale a 123 UVT mensuales, así tendrían que empezar a pagar esas personas sobre los $7 millones.

¿Por qué no desde $4,8 millones?
Si bien es cierto que 1.600 UVT anuales corresponden a $4,8 millones al mes ($58 millones anuales), esa cifra es la renta líquida gravable. A ese monto hay que restarle los aportes de salud y todas las exenciones que permite la ley.

“Toca restarle 12% de salud y el ingreso exento y eso me da una renta líquida gravable a la que también le puedo quitar la factura electrónica del veterinario, el odontólogo o peluquería, entre otros. Si en el ejercicio (ver gráfico) da una renta líquida gravable de $29,81 millones, el pensionado debería pagar dos UVT de impuestos, es decir, 77.144 al año”, explicó el director de la Dian, Lisandro Junco.

Ahora, para Andrés Felipe Izquierdo, gerente de consultora Integral Soluciones Pensionales (ISP), es necesario que se revise y modifique la redacción del articulado para evitar confusiones tributarias.

Chatea con nosotros