Honorarios profesionales.

Componente

De Computationis Jure Opiniones
Número 1284, abril 27 de 2015

Muchos recién egresados hacen sondeos para identificar cuanto están cobrando los colegas y a partir de esa información definen sus propias tarifas.

 

Se ha hablado repetidamente del establecimiento de tarifas de referencia, pero en esto no ha habido mayores avances. El Consejo Técnico de la Contaduría Pública emitió en 2009 una orientación al respecto, que a algunos pareció demasiado alta.

 

El tamaño y la complejidad de las operaciones de cada entidad determinan la remuneración de los contadores. La pirámide social también está presente en el mercado de servicios contables.

 

El costo de los auxiliares suele ser el factor primordial en la determinación de los honorarios. Especial consideración merece la intervención de especialistas.

 

Las organizaciones deben cubrir los costos de su infraestructura, de la capacitación de sus funcionarios, de su publicidad, de sus membrecías, de los sistemas de control de calidad, de los impuestos directos e indirectos. La determinación de precios de una firma de contadores no es diferente de la de otras organizaciones de servicios profesionales.

 

La literatura académica ha explorado la manera como el riesgo que implica para un contador la prestación de servicios de auditoría afecta el monto de sus honorarios.

 

Desde otra perspectiva, Hye Seung (Grace) Lee, Xu Li, y Heibatollah Sami, en su artículo Conditional Conservatism and Audit Fees, publicado en Accounting Horizons Volumen 29, Número 1, 2015, páginas. 83 a 113, nos dan a conocer los resultados de su investigación sobre el efecto del conservatismo contable en los honorarios de auditoría.

 

Ellos concluyeron: “(…) Our results indicate that higher levels of conditional conservatism are associated with lower audit fees. This negative impact of conservatism on audit fees is incremental to different effects of other determinants of audit fees reported in prior literature, as well as factors such as a firm’s ex ante litigation risk. Our results show that the quality of corporate governance has a moderating effect on the audit fee savings due to conditional conservatism. In other words, firms with low corporate governance quality have more to gain from conservative reporting. (…)”

 

Es evidente que la revisoría fiscal es una actividad de alto riesgo profesional. Los errores pueden dar lugar a sanciones e indemnizaciones a favor de los perjudicados. Los cambios en la normatividad traen consigo costos de capacitación e incrementan la posibilidad de errores por falta de conocimiento.

Enseñar a los futuros contadores a determinar el monto de su remuneración es una cuestión bien importante. Asegurar el debido cubrimiento de los costos totales y una razonable utilidad es fundamental.

Hernando Bermúdez Gómez

Pontificia Universidad Javeriana
De Computationis Jure Opiniones
Número 1284, abril 27 de 2015

Chatea con nosotros