Se oyen voces sobre el salario mínimo

MINIMO.jpg

MINIMO.jpg

Fuente : www.elcolombiano.com

Se hacerca la hora en que la tripartita que compone la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales se sienta a discutir el aumento del salario mínimo para el próximo año. De no llegar a un acuerdo, el incremento se haría por decreto.

El diálogo para negociar el aumento del salario mínimo en Colombia está próximo a darse y en este contexto, empresarios, gremios y académicos dan su opinión y analizan los factores que deben tenerse en cuenta en el proceso.

Todo apunta a que el incremento será del 3 por ciento, en línea con la meta de inflación fijada por el Banco de la República para el 2011.

Ramón Javier Mesa Callejas, decano de Economía de la Universidad de Antioquia, opina que “un incremento del salario mínimo cercano al 4 por ciento podría reactivar el consumo (que viene siendo afectado por el aumento de la informalidad y las lentas disminuciones de la tasa de desempleo), en un contexto económico en el cual se presentan bajos niveles de inflación, una aguda temporada invernal, un contexto internacional incierto y una lenta reactivación de la economía en 2011”.

El presidente de la Confederación General de Trabajadores (CGT), Julio Roberto Gómez, explica a Colprensa que “tendremos salario mínimo de sobrevivencia. Un aumento del 3 por ciento no tiene presentación. Es una humillación al trabajador”. Agrega que un incremento superior a esta cifra no va a desestabilizar a las empresas ni a generar inflación.

“Lo que la CGT ha planteado es un equivalente de 8 por ciento, es decir, 40 mil pesos mensuales”, declara el dirigente sindical.

Para Tarcisio Mora, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), el debate se debe centrar en preservar el poder adquisitivo de los empleados.

“Estamos interesados en que antes de decidir cualquier porcentaje, logremos garantizar y rodear el salario mínimo, es decir, que se le logren los productos básicos, que tengan una protección para que no suban en un período significativo y así se garantice el acceso a estos. Estamos hablando de una canasta básica, de servicios públicos, de transporte”.

El otro lado de la moneda

En el otro lado del debate están las opiniones de gremios empresariales y analistas financieros, como la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), que recomienda mantener el valor real del salario mínimo legal para el otro año, haciendo un reajuste de 2,5 por ciento de acuerdo a la inflación esperada. “Esto implicaría que el salario mínimo se elevaría de 515 mil pesos en 2010 a 528 mil pesos en 2011”, asegura la entidad.

Y el Presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), Javier Díaz, dice que la revaluación del peso impide ser generosos con el incremento.

Entre tanto, Diego continúa con su labor diaria, ganándose los 515 mil pesos que por decreto fueron sancionados como el salario mínimo para el presente año y no se hace grandes ilusiones sobre lo que le va a subir la quincena el año entrante.

Para él, las discusiones sobre productividad, informalidad, desempleo y poder adquisitivo se traducen en “maromas” que, junto con su esposa, van a tener que poner en marcha para poder llegar a fin de mes.

Tomado de : https://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/S/se_oyen_voces_sobre_el_salario_minimo/se_oyen_voces_sobre_el_salario_minimo.asp?CodSeccion=186

 

Chatea con nosotros