La República – Dos superintendencias firman una cooperación para mejorar la tarea de supervisión

Fuente: https://www.larepublica.co/economia/creo-que-tiene-que-ser-un-hecho-que-la-reforma-tributaria-se-presente-en-febrero-3102977

El ministro Carrasquilla dijo que la necesidad tiene consenso nacional y añadió que, para el alza del salario mínimo de 2021, 2% es razonable

En Inside LR, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, aseguró que hay consenso entre el Gobierno, expertos, sector privado, academia y ciudadanía en general sobre le necesidad de tramitar una reforma tributaria que genere mayores ingresos.

El jefe de la cartera detalló que el proyecto será presentado en febrero de 2021 y resaltó que el punto de partida del proyecto debería ser la universalidad en términos de IVA y renta.

¿Qué contemplará la próxima reforma tributaria?
Hay una serie de diagnósticos y práctica unanimidad de los conocedores sobre las falencias del sistema. Tenemos ideas de qué se puede mejorar y qué se necesita en temas de recaudo. Tenemos una Comisión de Expertos y estamos a un pelo de tener un diagnóstico para poder empezar a comunicarla a la opinión pública.

¿La tercera reforma de este Gobierno sí funcionará?
Uno tiene que ser siempre optimista en el sentido de que es la reforma que se necesita y tenemos 99% de acuerdo en qué toca hacer. Hay mucho consenso y lo que falta es el apoyo del Congreso, que representa a la opinión pública en general. Tenemos un país en el cual la gente, con toda la razón, pide mejores carreteras, salud movilidad, educación y seguridad, y no hemos tenido a fondo la discusión de cómo pagar eso. Somos un país mucho más maduro y de ingreso medio, pero tenemos la estructura tributaria de un país pobre.

¿Cuál es esa complejidad del actual sistema?
Cada reforma tiene sus intentos de arreglar las herencias, pero no son los más de 900 artículos del Estatuto Tributaria, sino las reglamentaciones, porque hay errores. La complejidad del sistema les hace la vida más difícil al Estado y a los contribuyentes.

¿Es un hecho que se presenta en febrero de 2021?, pues el Presidente había dicho que no habría más reformas
Creo que tiene que ser un hecho. El Presidente nunca ha dicho que no se necesita, lo que ha dicho es: quiero ver luz al final del túnel, pasar esto, tener todos los programas y luego empezamos a hablar de esa reforma. Creo que ya tenemos esa luz y ya debemos empezar esa discusión.

¿Qué va a pasar con el IVA?
Una iniciativa de este Gobierno fue la de devolver el IVA a la población más vulnerable y se necesitó la identificación de la población, y, en ese sentido, hemos avanzado enormemente desde hace varios años y gobiernos. Es una primera tarea cumplida y es una tarea de Estado. Ahora estamos ad portas de dar el inicio al Sisbén IV y consiste en la identificación de la pobreza en los diferentes aspectos.

Este tendrá más cobertura, identificación, precisión y extensión en el territorio. Lo otro es tener la tecnología para hacer esas devoluciones, y ya tenemos unas muy avanzadas y lo estamos logrando: hay un millón de hogares que ya reciben unos recursos como contraprestación al IVA que están pagando.

¿Se debe ampliar el IVA?
Eso tiene que hacer parte de la reforma. También nos hemos dado cuenta de que las políticas sociales han sido tremendamente exitosas, pero hoy lucen insuficientes y torpes en su capacidad de adaptarse, y esos avances en la política social son parte importe de la discusión en adelante. Sí tenemos que pagar más impuestos, pero tienen que ver con el progreso social.

¿IVA a la canasta familiar?
Debemos tener argumentos e hicimos unas cuentas sobre cuánta plata por mes se ahorra una persona que recibe un salario astronómicamente alto, como yo. Yo me ahorro al mes $270.000 y me enoja meterme esa plata al bolsillo porque me gustaría pagarla en impuestos para devolverle a la gente verdaderamente pobre los $17.000 que se gastan en IVA por mes.

¿Y en el impuesto de renta?
La declaración de renta es un obstáculo menor y la ciudadanía entiende que declarar es diferente a pagar. Nos ayudaría muchísimo tener declaraciones de empresas informales. Si hubiéramos tenido esa información nos hubiera sido más fácil apoyar la nómina a esas empresas informales. Recaudamos en renta 6% del PIB y los países avanzados recaudan el doble (12% o 13%), pero la composición es completamente distinta en Colombia con los países pares y avanzados. De seis puntos del recaudo, cinco los pagan las empresas formales y uno las personas. En países avanzados es al revés, 80% lo pagan las personas y 20% las empresas.

¿Cómo explicar eso?
Es mucho más fácil el discurso de que las empresas son ricas y las personas pobres. Ese discurso tiene que ir progresando y nos tenemos que dar cuenta de que las empresas no pagan impuestos, los pagan son los accionistas, trabajadores y clientes.

¿Cómo se trabajará en las exenciones tributarias?
Son ocho puntos del PIB, son lo que llaman los expertos gasto tributario, un número muy alto en relación con los países pares. De los ocho puntos, siete son del IVA y el resto de empresas.

¿Cómo proyecta el sistema tributario de Colombia?
Me encantaría tener un sistema tributario amparado en un régimen simple, que lo que dice es que a una empresa que está empezando no le podemos poner todos los requisitos de la formalidad, ni a pagar IVA cada dos meses. A medida que va creciendo la empresa va llegando a la formalidad. Me encantaría un régimen que tomara una declaración de renta universal, todo el mundo declara y el Estado tuviera el conocimiento de la realidad económica de todos, y nos permitiera tener una aproximación a la verdadera dinámica del emprendimiento y del sector empresarial.

¿Uno diría que la próxima tributaria tiene que ser universal en IVA y renta?
Ese sería el punto de partida y luego pensemos: ¿y por qué no va a ser universal?

¿Fue tardía la negociación para el acceso a las vacunas?
Se hicieron gestiones previas al licenciamiento de las vacunas y eso comenzó en abril. Fue a tiempo que se hicieron las tareas y tenemos un mecanismo coordinado por la OMS (Covax) y también negociaciones directas con dos farmacéuticas.

¿Cuánto cuesta?
Los contratos que tenemos hablan de 20 millones dosis, o sea 10 millones de colombianos, y el valor aproximado es de US$10 por vacuna, es decir, una suma de $500.000 millones.

¿De dónde sale la plata?
Eso viene de deuda y está concebido dentro del Fome, que recibió recursos por los decretos de emergencia y fueron $10 billones para salud pública.

¿Cómo afrontar el alto nivel del desempleo?
En 60%, la respuesta es crecimiento económico, y 40% tiene que ver con la rigidez del mercado laboral, que se refleja en el enorme peso de la informalidad, que es un crimen contra la sociedad. Además, el hecho de que sea tan costoso para un empresario contratar a sus trabajadores hace que 40% o 50% no lo pueda hacer y se vaya a la informalidad. Pero los informales van a ganar por debajo del salario mínimo, no van a construir pensión y no van a tener acceso a muchos servicios del Estado.

¿Cuánto debería aumentar el salario mínimo para el próximo año?
Lo viable para la economía y el país es comenzar la discusión en lo que dijo el empresariado colombiano, es decir, sobre la base de la inflación y que a los que tienen la fortuna de tener un salario mínimo en el sector formal no se les deteriore. La inflación esperada para este año no creo que llegue a 2%. Ese es el punto de llegada y no veo que en esta situación de desempleo y el esfuerzo que han hecho los empresarios por mantener sus nóminas se les pongan incrementos justo en este año que tratamos de rebotar. Yo diría que 2% es lo razonable.

¿Está de acuerdo con la propuesta de Álvaro Uribe de reducir la jornada laboral?
Depende, si es reducir la jornada laboral a la misma remuneración, eso es aumentar la remuneración por hora del trabajo formal y me parece inadecuado. Si se trata de bajar la jornada y también la remuneración por hora, tendría que pensarlo, pero lo que no me gusta es aumentar la carga del empleo formal en la medida en que necesitamos que los empresarios se dinamicen más, por lo que una sobrecarga es dañina en este momento. Lo que necesitamos es aminorar esas cargas laborales con el fin de que la gente se entusiasme en contratar empleados formales.

¿En 2021 habrá reforma tributaria, laboral y pensional?
Yo espero que sí, porque eso no da espera. El hecho de que se refiera al tema pensional no quiere decir que la realidad pensional no requiera ser modificada. En este momento tenemos 80% de la población en edad de estar jubilada sin recibir un solo peso de pensión y eso es inaceptable en un país civilizado y eso debemos resolverlo.

¿Cómo?
Para resolverlo tenemos que tener dos aspectos. El primero es ampliar el régimen subsidiado pensional, lo que llamamos ‘Colombia Mayor’, y extenderlo universalmente para que no haya ni una sola persona en edad de jubilación que no esté en situación de pobreza extrema, esa es una primera meta. Segundo, quienes ya tienen un derecho pensional adquirido que incluye un alto subsidio, de ahí para adelante todos construyamos nuestra propia pensión de una manera consistente con lo que podamos ahorrar en el sistema.

¿Cómo cerrará la deuda?
Con respecto al PIB de este año, que es atípico, se sube a 66% y estaba en 50%. Es un nivel que para nuestros estándares es muy alto y tenemos que tener claro cómo se va a pagar, necesitamos asegurar que sí tenemos cómo pagarla, no en un año, pero sí tenemos que construir una historia de largo plazo para ir reduciéndola.

¿Cuánto se pagará en 2021?
Para 2021, el presupuesto tiene $40 billones aproximadamente para la deuda y las amortizaciones que nos llegan. El recaudo total para 2021 estimamos que será de $150 billones y el servicio de la deuda será de $40 billones, es un peso muy grande de la deuda y la única manera de bajar eso es con crecimiento económico. No existe una empresa u hogar que pueda pagar deudas si no tiene ingresos, y eso le pasa al país.

¿Cómo son las proyecciones de crecimiento para este y el otro año?
No mido tanto cuánto va ser el crecimiento de 2020 frente a 2021, lo que mido es el tamaño del rebote y esperamos uno de 11,8 puntos (de -6,5% a 4,5%). Los analistas en general hablan de entre 10 y 13 puntos, ese es un rebote en ‘V’, que ya se empezó a notar desde el segundo semestre de año.

¿Institucionalizaría el Día sin IVA?
No soy amigo de institucionalizar el Día sin IVA.

¿El próximo año se podría perder el grado de inversión?
Al elevarse tanto nuestra deuda, eso preocupa, no lo suficiente ni al Gobierno ni a las calificadoras. Nos endeudamos sin pelos en la lengua y sin inmutarnos. Las calificadoras tampoco se asustaron y dijeron que es un problema global, pero los colombianos siempre salen del problema, esperamos que el otro año hagan el planteamiento y empiecen a construir la historia de la normalización de su deuda.

¿Se va para el Fondo Monetario Internacional?
No señor.

¿Cómo se sintió después de no se relegido como gerente del Banco de la República?
La junta tomó una decisión y bienvenida. Soy amigo de Leonardo villar desde kínder y mejor economista para ese cargo no hay. Creo que va a tener una gestión excelente.

¿Hay que quitarle los tres ceros al peso colombiano?
Eso me parece una excelente iniciativa. Yo diría que tiene que ser una Ley de la República, la primera discusión que yo tuve fue sobre ese tema fue antes del año 2000 y luego ha sido un tema recurrente. No voy al extremo de decir que es chuzo, pero sí hay otras prioridades, pero sí debe estar en el panorama. Soy amigo de quitarle los tres ceros al peso.

EL PERFIL
Alberto Carrasquilla es economista de la Universidad de los Andes, con estudios de posgrado como Doctor of Philosophy (Ph.D) en la Universidad de Illinois (1989). El ministro se ha desempeñado como presidente del Comité Ministerial para el Desarrollo (2005 y 2007); presidente del Directorio y de la Asamblea de Gobernadores de la CAF (2006-2007) y presidente de la Junta Directiva del Banco de la República, (2003-2007); viceministro de Hacienda (2002-2003), economista Líder de Investigación en el BID (1997-1998) y gerente Técnico del Emisor (1993-1997).

 

 

 

Chatea con nosotros