¿Gabela para la banca o cambio de fórmula al definir usura?

Fuente: https://www.larepublica.com.co/

El aumento en las tasa de usura para créditos de consumo y ordinario en el primer trimestre de 2011 sorprendió a los analistas que vieron competir a los bancos en diciembre de 2010, ofreciendo bajas tasas para colocar cartera.

Los expertos no comprenden por qué la Superintendencia Financiera, promediando dichos intereses para calcular la usura, como acostumbra, subió los techos y le dio vía libre al sector para cobrar más por sus desembolsos. Fue así como luego de dos años de que la tasa de usura para este tipo de créditos bajara, el tope aumentó 210 puntos básicos para el primer trimestre de este año, al pasar de 21,32% a 23,42%.

Para algunos expertos, el incremento es una gabela ante la posibilidad de que durante 2011 se reduzcan las comisiones que la banca le cobra al comercio por los pagos con tarjetas débito y crédito, luego de que esto fuera acordado entre ambos sectores el año pasado.

Se dice también que se trata de una ayuda ante los efectos del crudo invierno que obligaron a aplazar el desmonte del 4 x 1.000 y a reestructurar las deudas de los damnificados.

Fue cambio de fórmula

Pero sin duda, el factor que refuerza más la idea de que este aumento es un espaldarazo a la banca es la ampolla que levantó en el sector el artículo que se coló a última hora en la reforma tributaria aprobada a finales de 2010 y que obliga al ente de control, en menos de seis meses, a fijar un tope a los costos de los servicios financieros exagerados.

Sin embargo, Gerardo Hernández, superintendente Financiero, asegura que el incremento en los techos de la tasa de usura no es ninguna gabela para el sector financiero sino el resultado de la revisión de la metodología para establecer la usura.

El primer cambio se hizo en septiembre del año pasado para la tasa de microcrédito gracias a un decreto expedido por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, que le dio vía libre a la nueva fórmula. Luego vino el cambio en el tope para el crédito de consumo y ordinario.

“Después de varios meses de revisar el tema, cambiamos la metodología que existía para calcular la tasa de interés bancario corriente para el crédito consumo y ordinario. Antes se recibía la información del promedio ponderado de todos los bancos y la Superfinanciera, con los datos que mandaba cada banco, volvía a hacer un promedio ponderado. Ahora regresamos a la fórmula que se utilizaba entre 2000 y 2006, cuando solo se sacaba un promedio simple de las tasas reportadas”, explicó Hernández.

El superintendente dijo que lo que se busca es equilibrar la ponderación que se hace entre estos dos tipos de préstamos, y dar un mayor peso al de consumo.

“Lo que pretendemos es permitir que aumente la bancarización y la competencia entre los bancos, que se quejan porque muchas veces el tope no les permite aprobar créditos a cierto segmento de la población”, añadió el funcionario.

De hecho, la tasa de usura para microcréditos, que es la más alta de las dos, porque otorga préstamos con un mayor riesgo, tuvo un aumento de 296 puntos en el último trimestre de 2010, al pasar de 33,93% a 36,89%; y adicional a ello, empezó este año con otro incremento de 300 puntos básicos, al pasar de 36,89% a 39,89%.

Grupos de analistas, como el departamento de Investigaciones Económicas de Corredores Asociados, proyectan que la banca ganó $5,9 billones de pesos en todo 2010, pese a las bajas tasas que caracterizaron el año. Y ahora, con el aumento de la tasa de usura, David Aldana, jefe de investigaciones de Ultrabursátiles, dice que en 2011 el sector podrá tener ganancias mucho más abultadas debido a que se prevé una mayor demanda de crédito, que sin duda aprovecharán los bancos.

En noviembre de 2010, la cartera de los establecimientos de crédito registró un aumento de $5,55 billones de pesos frente a octubre, al pasar de $168,75 billones a $174.30 billones.

Se espera que baje tarifa interbancaria

Jairo Rubio, ex superfinanciero de Industria y Comercio de Colombia, explicó que la banca está en mora de cambiar el sistema para definir la tasa interbancaria que le cobra al comercio por el uso de tarjetas de crédito y débito, pues su costo está sobre estimado. Y aunque hace años que se espera la redefinición de este costo, no se descarta que dicho cambio pueda darse durante 2011, lo que le hace pensar a otros analistas que el aumento en la tasa de usura es una gabela para el sector ante la posibilidad de que se reduzca dicha tarifa .

Cuando estaba a cargo de la Superintendencia, Rubio fijó un sistema que redujo los costos 20%, y un año después, luego de definir que esta tarifa seguía sobre estimada la bajó otro 24%. En los años siguientes, esta tarifa interbancaria no ha vuelto a bajar, pero en 2008, los banqueros fueron multados por excederse con estos cobros. La tarifa interbancaria es la que define la comisión que cobran los bancos por recibir pagos con tarjetas y que se define con la libre competencia.

Las opiniones
Gerardo Hernández
Superintendente Financiero de Colombia

“El sector financiero había venido pidiendo que se eliminara la tasa de usura, y la Superfinanciera se comprometió a revisar la metodología con que se establece”.

María Mercedes Cuéllar
Presidenta de Asobancaria

“Las tasas de los créditos se deberían dejar a la libre competencia del mercado. Cuando se fija un tope muy bajo puede impedir que algunos bancos le presten a un segmento de población”.

Jairo Rubio
Ex superintendente de Industria y Comercio

“Hay que hacer una regulación para que haya una competencia efectiva entre los productos de los bancos y, si eso no resulta, ahí sí se deben fijar topes a estos servicios”.

David Aldana
Jefe de investigaciones económicas de Ultrabursátiles

“El incremento en la tasa de usura es como una gabela para los bancos que les permite aumentar sus ingresos y más ahora que está creciendo la demanda por los créditos”.

Tomado de: https://www.larepublica.com.co/archivos/FINANZAS/2011-01-17/-gabela-para-la-banca-o-cambio-de-formula-al-definir-usura-_119315.php

Chatea con nosotros