Los cambios que tendría el IVA en la próxima reforma tributaria

Un nuevo encuentro de los nueve integrantes de la Comisión de sabios en materia de impuestos tuvo lugar este lunes en Bogotá, lo que da la señal de que el Gobierno quiere meterle toda la ficha a la construcción de la próxima reforma tributaria y que la quiere para pasarla al Congreso este mismo año.

Todo parece indicar que, aunque la Comisión de notables proponga una reforma estructural, el Gobierno la llevaría por partes al Congreso, y empezaría por los ajustes al régimen de tributación que aplica a las entidades sin ánimo de lucro.

No obstante, hay temas que, aunque han sido abordados en anteriores oportunidades y no han prosperado, por carecer de popularidad, esta vez no tendrían escapatoria.

Es el caso del IVA, cuyo revolcón es uno de los cuatro puntos que le han encomendado a la Comisión de expertos.

Pero las transformaciones irían más allá del incremento en uno, dos o más puntos en la tasa general de tributación, que hoy es de 16 por ciento.

Las propuestas de Rosario Córdoba, presidenta del Consejo Privado de Competitividad (CPC) y miembro de la Comisión tributaria que escogió el Gobierno, apuntan a que este impuesto no solo permita obtener más recaudo, sino que sirva de instrumento para darle la pelea a la desigualdad en los ingresos de los colombianos y, de paso, ayude a reducir los porcentajes de evasión.

“Cada punto del IVA representa 4 billones de pesos. Se podría pensar en subir la tasa general sin gravar la canasta básica, aunque la no gravación de esta solo favorece a los más ricos, que son los que más consumen. Así que gravar la canasta básica y buscar la manera de devolverles la plata que les cobran a los más pobres también es una opción”.

En cuanto a la evasión, la del IVA es la más alta: bordea los 40 billones, según cálculos de expertos, por lo que, para Córdoba, cerrar esa brecha también ayudaría al recaudo y la equidad.

Finalmente, según la experta, “un país que quiere hacer una transformación productiva requiere un estatuto tributario que no castigue la inversión”.

Desde esa perspectiva señala que, si en la pasada reforma (2014) le quitaron dos puntos al IVA, de los 16 que se pagaban por adquirir bienes de capital, se debe llegar a que se desgrave por completo.

“Para que la industria se transforme requiere tecnología. Un horno moderno es más productivo y eficiente: aumenta la productividad y ahorra energía, entre otros”.

La presidenta del CPC señala que ampliar la base de contribuyentes es algo que no se debe dejar pasar en esta oportunidad, de lo contrario volveríamos a lo mismo del pasado: “El estatuto tributario se reforma para que sigan pagando impuestos los mismos 50.000 grandes contribuyentes y los asalariados”.

Y no es la única de los miembros de la Comisión que aboga por estos temas. Julio Roberto Piza, de la Universidad Externado, defenderá en el equipo de sabios una reforma moderna, que incluya aspectos como: “El impuesto sobre la renta (patrimonio, ganancias) debe combinar un criterio de progresividad para las personas naturales (incluyendo seguridad social), ampliando la base de contribuyentes y una tarifa competitiva para las empresas, dentro de lo posible con un criterio de generalidad (beneficios limitados, temporales y mensurables), a fin de que la tarifa efectiva no se distorsione según los sectores y atienda a los criterios internacionales (fuente de ingresos y residencia)”.

Se requiere una Dian más fuerte

 

Fortalecer la administración tributaria, expidiendo un código tributario que simplifique procedimientos, racionalice las sanciones y se aplique a todo tipo de tributos (impuestos, tasas y contribuciones), en todos los niveles territoriales, utilizando más tecnología para el control de los contribuyentes, y un cuerpo normativo más consistente”, propone Julio Roberto Piza.

‘Hay que poner ojo en las pymes’

 

Otro de los planteamientos de Julio Roberto Piza apunta hacia la tributación de las pequeñas y medianas empresas (pymes). “Debe contemplar un régimen de estimación objetiva simplificado para empresarios, personas naturales, pymes, que podría incluir renta, seguridad social, IVA e ICA”.

En el mismo sentido, Ricardo French-Davis, exasesor de la Cepal, se pronunció y señaló que el problema es común a los países del continente.

“La región recauda poco y mal. Las reformas fiscales no serán suficientes para reducir la desigualdad si no se acomete también un cambio estructural. “Hay que poner mucho empeño en mejorar el nivel de productividad de nuestras pymes y combatir la informalidad laboral”.

tomado de:https://www.eltiempo.com/economia/sectores/reforma-tributaria-estudian-cambios-al-iva/15327977

Chatea con nosotros