La República – Estas son las cinco ciudades de Colombia que tienen el menor costo de vida en la región

Fuente: https://www.larepublica.co/globoeconomia/las-cinco-ciudades-de-colombia-que-tienen-el-menor-costo-de-vida-en-la-region-3219732

Bucaramanga y Cali son las ciudades en las que es más barato vivir en américa del sur, según la base de datos del portal Numbeo

La base de datos del portal Numbeo, que recopila y compara los precios a nivel mundial de los costos de vida, los precios de la canasta básica, transporte y demás factores, mostró en su actualización de mitad de año que, en Suramérica, las ciudades colombianas son las baratas para vivir.

Esto, a través del Índice de Costo de Vida para 2021, que fue encabezado por la capital Uruguaya, Montevideo, y cerrado por las cinco ciudades colombianas incluidas en la medición: Bogotá, Barranquilla, Medellín, Cali y Bucaramanga.

La metodología del índice es relativa a los precios de la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, es decir, la Gran Manzana se consolida como punto de referencia de 100% en el índice. Lo anterior significa que, si por ejemplo, una ciudad tiene un índice de costo de vida de 140, quiere decir que es 40% más cara que Nueva York. Por el contrario, si tiene un índice de costo de vida de 30, quiere decir que es 70% más barata que la ciudad de referencia.

La variable del costo de vida es un indicador relativo sobre los precios de bienes que se pueden consumir, incluyendo en su totalidad los productos que hacen parte de la canasta básica de alimentos, restaurantes, transporte y servicios. Sin embargo, este número ponderado no incluye los valores en los que puede incurrir un ciudadano por concepto de alquiler, hipoteca o crédito de vivienda.

También se incorporan otros indicadores, como lo son el índice de alquiler, que denota cuáles son las ciudades que tienen rentas de apartamentos más baratas y más caras, además del índice de comestibles, que es una estimación de los precios de productos de canasta básica o abarrotes y el índice de precios de restaurantes, que compara los precios de las comidas de establecimientos como bares o restaurantes.

El poder adquisitivo local es otro de los índices importantes que aborda el portal estadístico, que muestra, justamente, qué tantos bienes y servicios pueden adquirir las personas en una ciudad determinada con un salario neto promedio.

Es decir, si el poder adquisitivo de una capital es de 60, esto significa que los habitantes de ese territorio pueden permitirse comprar 40% menos de bienes y servicios que los que podrían adquirir las personas que viven en Nueva York con un ingreso promedio.

Con respecto a los resultados del índice, Bucaramanga es la ciudad que tuvo el valor más bajo respecto a los precios de las 19 ciudades analizadas, con un costo de 25,81, siendo 74% más barata que la ciudad de referencia.

Según Johan Mauricio Caldas, economista, abogado y profesor de la Universidad de la Sabana, existen varios factores que explican este fenómeno.

Una de las razones principales es la baja inflación que se ha registrado en el país durante los últimos dos años, además de que el país tiene una de las economías con mayor crecimiento de la región y la afectación por la devaluación en nuestra moneda ha sido significativa.

“Este tipo de estudios comparan el costo tomando como base una misma moneda, el dólar, por ello, aquellos países que tengan su moneda más devaluada tendrán un costo menor”, explicó el experto.

Entre las ciudades de menor costo de vida, a Bucaramanga le siguen: Cali, con un indice de 27,04; Medellín, con 29,44; Barranquilla, con 29,63; y Bogotá, con 30,03.

Sin embargo, aclaró Caldas, que las ciudades sean comparativamente más económicas frente a las de otros países “no significa que para sus propios ciudadanos resulte más barato vivir allí”.

Respecto a las ciudades que registraron los precios más altos, Montevideo en Uruguay y Santiago en Chile fueron las dos capitales con los precios más altos, registrando índices de 51,11 y 50,50, respectivamente. Es decir, los costos en estas dos ciudades son aproximadamente la mitad de los de la ciudad de referencia.

La presencia de Chile en el podido del listado, explicó Caldas, puede estar asociada a las crisis políticas y sociales recientes, que han causado incertidumbre en la economía. Estas situaciones, añadió, pueden generar fenómenos inflacionarios y salidas de capitales, afectando significativamente los costos dentro de la ciudad y haciéndola poco atractiva para turistas que buscan destinos en los que la moneda extranjera pueda tener mejor tasa de cambio, como sucede en Colombia.

Pese a las problemáticas de devaluación de la moneda nacional, el hecho de que Colombia figure de último en el índice de costo de vida representa también una oportunidad para la reactivación del turismo en medio de la pandemia, pues según Paula Cortés, presidente de la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo (Anato), después de la mitad del año, el flujo de turistas se reactivó 68%, tras la constante devaluación del peso colombiano frente al dólar en lo corrido de este año.

Entre el top 10 de las ciudades con mayores costos entran también: Paramaribo, en Suriname, con un índice de 49,3; y Quito y Guayaquil, de Ecuador que registran indicadores de 43,71 y 40,95, respectivamente.

También entran varias ciudades de Brasil, pues Sao Paulo ocupa el puesto seis, con un índice de costo de vida de 40,36; seguido por Brasilia, Santa Cruz de Bolivia, Río de Janeiro y La Paz, en Bolivia.

Respecto al poder adquisitivo, Brasilia es la ciudad que tiene el mejor indicador en América del Sur, seguido por La Paz y Santa Cruz en Bolivia, Santiago de Chile y Montevideo, de Uruguay.

Chatea con nosotros