Hay 2.157 empresas que ya se han inscrito al régimen simple de tributación

(La República) El plazo finaliza el 31 de julio, pero se evalúa una ampliación.

 

El próximo 31 de julio termina el plazo para que las personas naturales o jurídicas interesadas en acogerse al régimen simple de tributación se registren ante la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian). A corte del 17 de julio, ya son 2.157 los pequeños negocios que se han apuntado a este nuevo modelo, que busca facilitar el cumplimiento de las obligaciones y reducir las cargas formales.

 

De estos, 1.173 son personas jurídicas y el restante 661 son personas naturales que desarrollan actividades comerciales y que en el año gravable anterior obtuvieron ingresos entre $48 millones y $2.750 millones. Eso significa que por el momento ya hay inscritas 2.145 empresas más de las que pudo recabar en sus casi dos años de vida el monotributo. Además, unas 1.621 de ellas han aplicado en los últimos dos meses puesto que en el lanzamiento de este régimen el pasado 20 de mayo había 515.

Si bien la meta es llegar en esta semana y media a 2.500 inscritos, al interior de la entidad se está revisando la viabilidad jurídica de ampliar el plazo para darle una oportunidad a más empresarios. Además, para los próximos tres años, la apuesta es formalizar a un total de 500.000 negocios.

LOS CONTRASTES

  • JOSÉ ANDRÉS ROMERODIRECTOR DE LA DIAN

    “El régimen simple de tributación es una apuesta de cumplimiento, ya que mediante un solo pago se podrán cumplir todas la obligaciones empresariales nacionales y municipales”.

“Se trata de un sistema que facilita el cumplimiento tributario, abarata la contratación de empleados y genera un beneficio para la inclusión financiera, generando descuentos tributarios efectivos. Además, permite optimizar el flujo de caja, ya que no le practican retenciones en la fuente. Es una apuesta de cumplimiento, ya que mediante un solo pago se cumplen todas la obligaciones empresariales nacionales y municipales”, manifestó el director de la Dian, José Andrés Romero.

 

¿Qué viene para los inscritos? 
A partir de agosto, los negocios que estén dentro de este nuevo modelo de tributación comenzarán a pagar una declaración anual única que estará integrada por seis impuestos entre los que están el de renta, el de industria y comercio y el de consumo, entre otros.

 

Cabe destacar que las tarifas se moverán desde 1,8% hasta 11,6% en función de la actividad económica y del nivel de ingresos de cada negocio. El grupo de las tiendas pequeñas, minimercados, micromercados y peluquerías pagará una tasa que va desde 2% hasta 11,6%; la tarifa de las actividades comerciales al por mayor y detal será de 1,8% a 5,4%; el rango de los servicios profesionales, de consultoría y científicos irá desde 4,9% hasta 8,5%; y el de las actividades de expendio de comidas y bebidas de 3,5% hasta 7%.

 

Por ejemplo, las personas que tengan una tienda pequeña pagarán una tarifa simple consolidada de 2,0% cuando sus ingresos vayan hasta los $205 millones; si ganan entre $205 millones y $514 millones la tarifa será de 2,8%; entre $514 millones y $1 millón llegará 8,1%; y entre $1 millón y $2,7 millones será de 11,6%.

 

De manera adicional, este nuevo régimen permitirá la autoinscripción en el Registro Único Tributario (RUT) y tanto la liquidación como el pago de manera electrónica. También, se mejorará el flujo de caja puesto que no estarán sujetos a retenciones en la fuente, ni tampoco estarán obligados a practicarlas.

 

“El régimen simple no solo contempla temas fiscales, sino que hace una sumatoria de parafiscales y al unir los dos conceptos, a la mayoría de las pequeñas empresas les va a favorecer mucho, se ahorrarán recursos en la medida en que ellos apliquen los parafiscales que se puede deducir de la totalidad del desempeño de la empresa”, indicó Rosmery Quintero, presidente de la Asociación Colombiana de Medianas y Pequeñas Industrias (Acopi).

 

Los ahorros de una tienda pequeña 
De acuerdo con Acopi, una tienda pequeña que hoy en día genere ingresos por $83,2 millones, tiene un empleado que gana el salario mínimo y sus pagos a pensión ascienden a $1,1 millón podría ahorrarse hasta $451.525 si se acoge al régimen simple. Ello teniendo en cuenta que con el modelo ordinario sus pagos ascienden a $924.898 y con el simple serían de $473.353. “Los contadores tendrán que asimilar muy bien estos cambios para poder asesorar a la empresas para que tomen buenas decisiones”, indicó Quintero.

 

 

Obtenido de: La República

 

 

Chatea con nosotros