Desaceleración del crédito de consumo también se refleja en las tarjetas de crédito

Pero no solo se trata de emisión también de uso. El consumo promedio de las personas con este medio registra una reducción en los últimos meses de 4,53%. Según el reporte de Asobancaria con cifras a septiembre de 2013, hay 6.494.279 personas con estos plásticos. De manera que, al dividir el número de personas entre el valor de compras en enero ($2,26 billones), da un promedio de gasto per cápita de $349.188, mientras que tres meses antes, esa cifra era de $365.780, lo que supone un consumo inferior de $16.593.

 

“Después de la crisis, en 2011 la gente volvió a comprar más y en ese momento, subió mucho el gasto con las tarjetas de crédito, sobre todo en productos durables. Lo que pasa ahora es que los colombianos ya han hecho las adquisiciones y no hay tantas compras”, dice César Corredor, director de economía de la Universidad La Salle.

 

La razón de esta situación es la desaceleración en el crédito de consumo que se vio el año pasado y que se mantuvo en enero. La cartera presentó un crecimiento de 9,52% en este mes, mientras que en diciembre ese avance fue de 9,81%. Las cifras están muy alejadas de principio de 2013 cuanto el aumento era de 14,53% y más aún de enero de 2012 donde se registraba un alza de 20,49%.

 

“Se ha podido ver un ajuste en las políticas de crédito de los bancos y eso ha tenido impacto en las tarjetas. Los crecimientos de la cartera en años anteriores fueron muy altos y eso obliga a que las entidades tomen medidas para restringir el otorgamiento y ajustar la cartera vencida que también crecía mucho”, señala Santiago Perdomo, presidente del banco Colpatria.

 

Pero no es el único motivo. De acuerdo con Alfredo Barragán, especialista en banca de la Universidad de los Andes, la tendencia del negocio impulsa ese comportamiento. “La dinámica de las tarjetas de crédito hace que posiblemente de 100 tarjetas que se colocan, se cancelan alrededor de 15 que son antiguas y por eso, si solo se emiten 10, hay caída”.

 

Además, otro aspecto importante que ha tenido impacto es el mayor endeudamiento, que según el más reciente reporte de estabilidad del Banco de la República, los colombianos destinan más de $20 de cada $100 de ingresos para cumplir con sus deudas.

 

“En los últimos años se vio un incremento en el endeudamiento de las personas, que está en niveles históricos y por eso, la gente está más precavida y acepta menos tarjetas”, afirma Corredor.

 

Qué se puede esperar para el futuro, los expertos consideran que el comportamiento de la economía nacional, será fundamental.

 

“Que la situación cambie depende del desempeño de la economía. 2013 fue un buen año y en la medida en que indicadores como el desempleo mejoren y haya mejores cifras macroeconómicas, lo que pasará es que se volverán a flexibilizar las políticas de crédito”, apunta Perdomo.

 

Sin embargo, lo que parece claro es que no se puede esperar una gran demanda. “Se puede esperar que se frene la caída que se está viendo en el segmento de las tarjetas de crédito, pero seguramente, a partir de ahora veremos una demanda mucho menor” considera Barragán.

 

Con todo, el sector cree que en el segundo semestre, se puedan ver mejores cifras.


Colpatria, Tuya y Davivienda son los mayores emisores

 

Actualmente hay 26 emisores de tarjetas de crédito que reportan sus cifras a la Superfinanciera, de los cuales, 12 presentaron caída en las tarjetas colocadas en el mercado entre diciembre y enero. Así, el banco Colpatria, con un total de 2.044.806 plásticos sigue liderando el mercado de manera individual, mientras que Bancolombia junto con su compañía de financiamiento Tuya, suman 3.170.951 tarjetas de crédito. Davivienda por su parte cuenta con 1.598.396 productos emitidos, al tiempo que, Falabella superó el millón de plásticos y tiene 1.039.958 unidades. Los que más cayeron fueron GNB Sudameris (2,6%) y Giros y Finanzas (1,95%)


Las opiniones


Santiago Perdomo
Presidente del Banco Colpatria

“Se ha visto un ajuste en las políticas de crédito de los bancos y eso ha hecho que las tarjetas de crédito sea uno de los segmentos más afectados”.


César Corredor
Director de economía de la Universidad la Salle

“La caída se puede considerar como algo normal ya que tiene mucho que ver con el ciclo actual de consumo en el que están los colombianos”.

Rubén López Pé[email protected]

Tomado de: https://www.larepublica.co/finanzas/desaceleraci%C3%B3n-del-cr%C3%A9dito-de-consumo-tambi%C3%A9n-se-refleja-en-las-tarjetas-de-cr%C3%A9dito_125931

Chatea con nosotros