Claves para superar las dificultades en el trabajo diario

Las situaciones de éxito y frustración hacen parte del diario vivir en el entorno laboral, sin embargo, el trabajador no siempre está preparado para asumir triunfos y menos para superar los inconvenientes.

Si bien la experiencia aporta hábitos para aceptar los cambios y aprender de logros y fracasos, hay recomendaciones para fortalecer la actitud, crecer en el ámbito profesional y no estancarse en el obstáculo.

“Es fundamental identificar las situaciones que nos están llevando a que las cosas no estén saliendo bien en el trabajo y visualizar objetivos. Generalmente no conseguimos lo propuesto porque no sabemos realmente lo que queremos.

Una vez hecho esto, hay que trazar un plan para conseguirlo”, afirma Paula González, directora comercial en Adecco Colombia.

Esta experta brinda algunos consejos para afrontar la situación de crisis:

– Metas: plantear objetivos claros, validarlos o redefinirlos. Tener metas concisas mantiene la motivación para lograrlos.

– Autoevaluación: ser autocríticos en los planos personal y laboral es importante, porque permite identificar los puntos a intervenir. Los problemas pueden surgir del interior.

– Método: cada persona tiene un estilo de trabajo distinto, de acuerdo con su naturaleza y educación. Por eso es conveniente analizarlo y crear planes de acción, a raíz de la identificación de oportunidades de mejora.

– Convicción: No centrarse en el problema y dejar atrás los cuestionamientos del porqué de las cosas. Esto implica no buscar explicaciones, sino soluciones que generen cambios. “Pasar la página y empezar de nuevo”.

– Esquema: es necesario reformular el modelo, hacer un alto en el camino y analizar ¿dónde estoy? y ¿a dónde quiero llegar?

– Procesos: medir, evaluar y valorar si los procedimientos y metodología que está usando son eficientes, respecto a las funciones que debe desarrollar.

– Colaboración: buscar apoyo en los compañeros de trabajo e intercambiar conceptos ayuda a definir planes de acción, afines a la cultura de la organización.

– Objetividad: ser realista frente a la situación actual y las proyecciones, es decir, ser consciente de las metas y expectativas planteadas, para no generar conflictos personales ni laborales.

– Pasión: una vez haya definido qué quiere y cómo conseguirlo, debe poner todo su esfuerzo en realizar lo planeado y reconocer los nuevos retos que conlleva.

tomado de:https://www.elempleo.com/colombia/tip_laboral/claves-para-superar-las-dificultades-en-el-trabajo-diario-/15420378

Chatea con nosotros