Regímenes de pensiones ¿a cuál afiliarse?

De acuerdo con el Ministerio de Trabajo, en Colombia hay 22 millones de trabajadores, de los cuales 7.7 millones de personas cotizan o ahorran en el Sistema General de Pensiones que tiene dos regímenes: el Régimen de Prima Media (RPM) que funciona a través de Colpensiones (antes Instituto de Seguros Sociales) y el Régimen de Ahorro Individual Solidario (RAIS), el cual es administrado por los fondos privados de pensión.

¿Cuál es el más conveniente?

El Régimen de Prima Media es un sistema en el que los aportes del afiliado van a un fondo común de naturaleza pública, el cual es administrado por Colpensiones.

Este régimen exige dos requisitos para acceder a la pensión: edad y semanas de cotización, lo que quiere decir que si usted cumple la edad pero no tiene las semanas mínimas cotizadas, o a la inversa, no tiene derecho a la pensión. En este caso, usted puede seguir cotizando hasta completar las semanas mínimas, o en el caso de la edad, esperar hasta cumplir la norma.

En el caso del Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad, los aportes no van a un fondo común sino a una cuenta individual que conforman un patrimonio autónomo y los recursos se acumulan igual que los rendimientos financieros que se produzcan.

En este sistema lo primordial no es la edad, ni las semanas cotizadas, sino que su cuenta individual tenga suficiente dinero para financiar la pensión equivalente como mínimo a un 110% del salario mínimo reajustado con el IPC, según lo contempla el artículo 64 de la Ley 100 de 1993. Si los ahorros no le alcanzan para obtener un salario mínimo debe acceder al beneficio solidario y para esto necesita haber cotizado al menos 1.150 semanas.

Además de los requisitos que exigen uno y otro, una diferencia entre los dos esquemas radica en que en Colpensiones el dinero es administrado por el Gobierno, mientras que en los fondos de pensiones su dinero se invierte para obtener una rentabilidad.

¿Cómo se invierte el dinero en RAIS?

El dinero de los afiliados a este régimen se distribuye en unos multifondos, los cuales brindan la posibilidad de que cada afiliado haga sus aportes en el fondo que considere que más se ajusta a sus necesidades o aspiraciones.

De esta manera, existen tres tipos de fondos en los que se pueden administrar los ahorros pensionales, los cuales difieren principalmente en el nivel de riesgo y por ende, en la rentabilidad esperada.

Fondo Conservador:Está dirigido a aquellas personas cercanas a la edad de jubilación (10 años o menos) y quienes sean menos dados a asumir riesgos al momento de efectuar sus inversiones. El fin de este fondo es preservar el capital acumulado, reduciendo la exposición ante las fluctuaciones del corto plazo. Las rentabilidades son menores en comparación con los otros dos fondos.

Fondo Moderado: Está dirigido a aquellos que les falten cinco o diez años para obtener su pensión o quienes tengan una tolerancia media al riesgo. Por tanto, las volatilidades en las inversiones son moderadas y así como la rentabilidad en el largo plazo.

Fondo de Mayor Riesgo: Dirigido a cotizantes jóvenes o personas a las que les falten diez o más años para pensionarse. Las inversiones en este fondo presentan mayores fluctuaciones en periodos cortos pero mayores rentabilidades en el largo plazo. Quienes opten por este fondo tienen mayor tolerancia al riesgo.

Teniendo en cuenta estas variables, muchas personas se han alarmado por la “mala racha” que ha tenido el mercado de valores en los últimos meses.

Sin embargo, recuerde que los ahorros para su pensión constituyen una reserva de dinero para el largo plazo y lo importante es que en ese horizonte de tiempo sus rentabilidades sean positivas. La historia ha mostrado que en momentos de crisis, la mejor recomendación es mantener la calma y esperar a que los mercados se estabilicen.

Así mismo, recuerde que las AFP, por ley los fondos, deben evaluar diariamente el valor de sus inversiones de acuerdo con los precios del mercado, con el fin de que los inversionistas siempre tengan actualizado el valor de su inversión. Lo importante más allá de comparar un día bueno con un día malo, es calcular la rentabilidad anual, semestral, etc., de los ahorros pensionales.

Tomado de: cuadresubolsillo.com

Chatea con nosotros