¿Qué hacer en caso de perder o dejar su trabajo?

1. Conserve la calma. En mi concepto esta es sin duda la lección aprendida más difícil de aplicar. Sea paciente, el proceso que usted ha iniciado no es fácil, requiere fortaleza y convencimiento de sus propias capacidades, habilidades y experiencia para mantener el mejor estado de ánimo posible.

2. Identifique qué es lo que le apasiona. Saber qué es lo que le apasiona, lo que quiere para su futuro profesional y personal, para lo que es bueno, y por lo que le pueden pagar, le ayudará a seleccionar tanto su plan A, es decir las oportunidades laborales, como su plan B, es decir, su fuente de ingresos alternativa en caso de dejar su empleo.
Recuerde que hay más probabilidad de lograr resultados exitosos trabajando en lo que a uno le gusta. Busque también la forma que eso que le gusta hacer como trabajo (plan A) le permita avanzar en su fuente de ingresos alternativa (plan B).

3. Identifique sus fortalezas personales y profesionales. Auto-observarse es difícil a veces, sin embargo, saber en qué usted es bueno y ojalá único, es algo clave y debe estar explícito en su hoja de vida. Recuerde que es mayor la probabilidad de lograr resultados exitosos si se apalanca en sus fortalezas. Ahora bien, si lo que quiere para su carrera profesional es algo en lo que no es fuerte aún, entonces comprométase con su futuro y diseñe un plan realista para mejorar sus competencias.

4. Defina su objetivo profesional. Un objetivo profesional es una frase que le da sentido a los esfuerzos que realiza con su carrera profesional todos los días y lo orienta a saber si va por el camino que ha elegido.

Un ejemplo podría ser: “Aplicar la experiencia adquirida ejecutando la gestión de proyectos en el desarrollo de proyectos de diversa índole en empresas del sector servicios, usando mis habilidades, capacidades y conocimientos, y trabajando de manera cercana con los clientes, para llegar a posiciones más altas de liderazgo”.

Este objetivo profesional puede cambiar con el tiempo de acuerdo con nuevas cosas que usted aprenda, y es bueno leerlo frecuentemente para validar si sus esfuerzos están alineados con lo que le apasiona.

5. Active su red de contactos. Asumiendo que ha realizado la tarea de cultivar su red de contactos llegó el momento de activarla. Llame a sus contactos e invítelos a tomar un café para informarles que está en proceso de búsqueda de nuevo empleo, cuénteles cual fue el motivo de salida (breve, conciso y creíble), cuénteles su objetivo profesional y lo que quiere para su futuro profesional. Un punto importante es informarle a su contacto como le puede ayudar a usted como por ejemplo:

-Referenciando su hoja de vida con otros contactos clave.
– Consiguiéndole una cita con otro contacto clave.
– Informándole sobre nuevas oportunidades laborales.

6. Evalúe el mercado laboral. ¿Qué competencias están requiriendo las empresas en mi área profesional? ¿Qué tipo de empleo quiero? ¿Estoy dispuesto a trabajar en otra ciudad? ¿Cuánto están pagando por lo que yo puedo ofrecer? Conocer la respuesta a preguntas como estas le ayudará a ubicarse en la realidad de su profesión y armar una oferta de valor en su perfil que sea atractivo al momento de una entrevista. En cuanto al dinero, a menos que su situación económica sea crítica, no se deje tentar fácilmente a aceptar un empleo que no le gusta, y de paso no daña el mercado para otros profesionales.

7. Construya una buena hoja de vida. Esta es su carta de presentación inicial y por muy buen profesional que usted sea y por muchos logros que crea haber obtenido, si no describe de manera clara y entendible su perfil, experiencia, capacidades, habilidades, estudios y logros, entonces no le servirá de nada y le creará la falsa ilusión de estar trabajando por un mejor empleo porque su hoja de vida es confusa.

La hoja de vida es el instrumento que le permite tocar las puertas de la empresa e iniciar un proceso de selección, y si no está bien hecha entonces estará atentando contra sus propios intereses así crea que está “perfecta”.

Los expertos dicen que una hoja de vida bien hecha debe ser corta, estructurada, bien redactada, que refleje los logros reales que obtuvo, sin errores de ortografía, fácil de leer y entender y sobre todo que cree el impacto y la curiosidad suficiente como para que lo llamen a una primera entrevista.

Una recomendación útil es que valide su hoja de vida, para esto solicite a sus pares, a un jefe anterior, o a quien lo conoce bien profesionalmente y personalmente, que le revise su hoja de vida para obtener sus correcciones y aportes. (Esta idea es parte de la metodología aplicada por LEE HECHT HARRISON en el proceso de Outplacement).

8. Controle sus gastos. Simplemente limite sus gastos al presupuesto que tenga definido para los meses en que no va a recibir ingresos. No salga de vacaciones porque no es momento para eso, usted tiene un trabajo y consiste en buscar su próximo empleo y si aprovecha bien el momento, definir su plan B. Controle sus impulsos consumistas que le han venido dando pequeños placeres, por ejemplo no haga esas compras que tiene en el wish list de Amazon, prefiera comer en su casa, y limite las salidas a restaurantes a menos que sea para cenar con un contacto clave, entre otros placeres que debe empezar a controlar.

9. Comunique su situación de desempleo. El orgullo no es buen consejero y no le va hacer conseguir el empleo que desea. Supere la pena y hágale frente a la baja autoestima que pueda sentir. Mantenga una actitud positiva. Dejar su empleo si está seguro que ha hecho las cosas bien no es ningún pecado. Su motor o motivación pueden ser la necesidad de supervivencia, la necesidad de confort y seguridad, entre otras, y mínimo eso lo debe inspirar a comunicar que está en el proceso de búsqueda de nuevo empleo.

10. Aprenda a encontrar empleo.

– Asesórese con un especialista en outplacement, ellos saben orientarlo para gestionar adecuadamente su proyecto de búsqueda de empleo.
– Comparta experiencias con otros profesionales que estén también en su proceso de búsqueda.
– Intercambie ofertas ya que lo que no le gusta a usted o no se acomoda a su perfil, le puede servir a un contacto suyo, y por su parte él se animará a hacer lo mismo con usted.
– Busque si es posible llegar por diferentes medios al reclutador de la empresa, si varias personas lo referencian puede llamar la atención del reclutador. Es fácil perderse en la multitud de hojas de vida, es por esto que cuando identifique una oportunidad y aplique a ella.
– Llame a su reclutador, si es posible, indicándole que usted ha enviado su hoja de vida y verifique que la haya recibido.

Tomado de:https://www.elempleo.com/colombia/consejos_profesionales/que-hacer-en-caso-de-perder-o-dejar-su-trabajo-/16187738

Chatea con nosotros