¿Cómo superar la pérdida de un trabajo?

Empleo estable casi siempre es sinónimo de bienestar. 

Por esto, perderlo desequilibra las emociones y el estado de ánimo, pues éste además de ser “un segundo hogar” por el tiempo que permanece allí, es su fuente de ingresos.

Incluso para algunos, la empresa cumple el rol de ser una fuente de autoestima.

Bajo este panorama, afrontar la pérdida de un trabajo no es del todo fácil, pero sino se toma el control, ésta puede causar depresión en el terreno personal y convertirse en un obstáculo para encontrar un nuevo trabajo. 

¿Cómo afrontar este mal momento?

1. Acepte sus estados de ánimo. Más allá de que haya buscado o no el despido, este es un momento donde usted tiene emociones encontradas, así que acepte su dolor, rabia o tristeza; y luego piense que es lo bueno que se puede rescatar de esa situación.

2. Manos a la obra. Acepte que hay más y mejores oportunidades por explorar. Concéntrese en buscar un nuevo trabajo que además de generarle buenos ingresos, le permita desarrollar su creatividad y potencial.

3. No se descalifique. Deje atrás los pensamientos pesimistas: “no soy bueno”, “esto me quedó grande”, “no estoy preparado”. Tome este evento como una oportunidad para buscar y obtener un mejor empleo.

Repase lo aprendido en el anterior trabajo e identifique cuáles fueron sus mayores habilidades y debilidades para desarrollar sus tareas y úselas para mejorar.

4. Aproveche los contactos. No todo puede estar mal, aproveche los contactos que hizo en el lugar donde trabajaba y pídales que lo recomienden en otra empresa.

5. Establezca metas cuanto antes. Las metas son la fuente de la motivación y es muy importante que, en esta difícil etapa de su vida, no se quede sin metas, pues eso podría llevarle de cabeza a la depresión. 

Pregúntese que quiere hacer: ¿Terminar los estudios que dejó pendientes?, ¿Buscar un trabajo similar al que perdió? o ¿Hacer algo diferente?

6. Ponga en marcha un plan de austeridad. Si durante un tiempo va a disponer de menos ingresos, recorte los gastos de su hogar lo más que pueda, y cree un plan que le permita vivir con menos dinero. 

Piense que esto es algo temporal, hasta que encuentre su próximo trabajo. 

tomado de:finanzaspersonales.com.co 

Chatea con nosotros